Simón Bolívar Palacios nació el 24 de Julio de 1783 en Caracas, Venezuela. Sus padres fueron don Juan Vicente Bolívar y doña María Concepción Palacios Sojo, los cuales formaban parte de la aristocracia criolla venezolana.

A los 9 años quedó huérfano, siendo educado por el pedagogo, pensador filosófico y escritor caraqueño Simón Rodríguez, el cual influyó grandemente en su desarrollo intelectual y espiritual.

Para 1799 emprendió viaje a Europa, y en 1802 perdió la soltería al contraer nupcias con Teresa Toro, hija de un aristócrata caraqueño. Acompañado de su flamante esposa volvió a Venezuela ese mismo año.

En 1778, dos años después de la independencia de Estados Unidos, en Yapeyú (Argentina), nació José Francisco de San Martín y Matorras. Su padre fue un funcionario español, Juan de San Martín y su madre, castellana como el padre, Gregoria Matorras.

José de San Martín pasó sus primeros años en América, luego viajó a España donde perfeccionó su formación humana y su profesión militar. San Martín sólo puede ser entendido a través de su fidelidad a la vocación castrense.

Elvira García y García

Elvira García y García, fue una gran educadora y periodista, funda el Liceo Peruano para señoritas y el Liceo Fanning que dirigió por 20 años. Abrió el primer jardín de infantes en el Perú, en 1902. En sus artículos defendió el derecho de las mujeres a la educación y el trabajo.

Anita Fernandini de Naranjo

Nació el 17 de abril, siendo hija del acaudalado empresario minero: Eulogio Erasmo Fernandini de la Quintana e Isolina Clotet Valdizán. Era la dueña de una gran fortuna, fue considerada como la mujer más adinerada del Perú durante el siglo XX.

Juana Alarco Espinoza de Dammert

Nace en Lima, 27 de mayo de 1842 muriendo tambipen en  Lima el 2 de agosto de 1932) fue una filántropa y benefactora de la niñez peruana, conocida como La abuelita de los niños. Fundó la Sociedad Auxiliadora de la Infancia, que promovió la creación de una Escuela Maternal para el cuidado y la enseñanza de niños huérfanos de 7 a 12 años de edad, así como la primera cuna maternal para hijos de las madres trabajadoras. En ese sentido fue precursora de los servicios de asistencia social. En su honor a su memoria dos instituciones públicas educativas o colegios nacionales de Lima llevan su nombre.

Teresa González de Fanning

Nace en Nepeña, Departamento de Ancash, Perú, el 12 de agosto de 1836 – y muere en Miraflores, en,1918,  fue una educadora, escritora y periodista peruana. Aunque su figura ha sido un tanto olvidada, es considerada como la precursora de la educación integral de la mujer, con connotación práctica, que incluyese su formación laboral, para que así pudiese lograr su liberación, en una época (siglo XIX y principios del siglo XX) en que aún se creía que la formación femenina debía estar orientada exclusivamente para el matrimonio y las tareas conyugales. Fundó el Liceo Fanning (1881), colegio de mujeres donde puso en práctica sus planteamientos educativos.

María Andrea Parado de Bellido

Nació en Huamanga o Paras, 5 de julio de 1761 ó 1777 y muere en Huamanga, el 1 de mayo de1822. Heroína peruana, mártir de la independencia del Perú. Aunque a veces se le califica de “precursora” de la independencia, en realidad su actuación se dio durante la fase sanmartiniana de aquella guerra, es decir ya iniciado el proceso final de la Emancipación. Fue una mujer de raza indígena y quechua-hablante, que exponiendo su bienestar y el de su familia, sacrificó su vida antes de delatar a otros patriotas que como ella, servían a la causa de la libertad.

Francisco Bolognesi Cervantes

Son muchas las anécdotas que ya vislumbraban al héroe de Arica y nos señalan la entereza de su personalidad. Una muy notable es la referida a su primer viaje a Europa para contratar la compra de artillería rayada para el Perú. Esta sería la primera de otras tres comisiones más para adquirir moderna Artillería para el Perú.

El Gran Almirante Miguel Grau Seminario

Hay hombres cuya vida transcurre sin mayores pretensiones, pero en un momento fundamental de su vida y ante la presión extrema de las circunstancias, una decisión definitiva y concluyente los convierte en héroes. Sin embargo, ese no es el caso de Miguel Grau. Su gloria, “no es sólo la del 8 de octubre…” viene desde antes. Se fue forjando en la cotidianeidad de su vida diaria, en el esfuerzo y el trabajo permanente por superar, las adversidades, el desorden y las restricciones de la realidad que lo rodeaba.